Volver

¿Qué buscas en la vida? ¿Cuál es tu propósito?

Entrevista de radio realizada por Patricia Navarro en Radio Zaragoza. Cadena SER

Todos y cada uno de nosotros buscamos cosas en la vida: cómo creer en nosotros mismos, tener mayor fortaleza, más seguridad, ser feliz, una estabilidad, cómo tener menos preocupaciones, menos incertidumbres, menos miedos…

Al final lo que todos buscamos es cómo disfrutar de una mejor calidad de vida. Pero lo que tenemos que entender es que esa calidad de vida es directamente proporcional a la calidad emocional. Es decir, directamente proporcional a la calidad de tus emociones, independientemente de las circunstancias. Es importante que esto lo tengamos en cuenta.
Puede que queramos mejorar o cambiar algunos aspectos de nuestra vida tanto en el ámbito personal como profesional, pero nos saboteamos a nosotros mismos, en más ocasiones de las que nos imaginamos.

“Todos tenemos un saboteador dentro y se llama cerebro”. Javier Iriondo


A veces tenemos una especie de “ocupa” dentro de nuestra cabeza que nos lanza mensajes negativos, nos carga de obligaciones, de preocupaciones, de miedos, de dudas… Puede que ese sea tu caso y estés desbordad@, pero no estás sol@, tranquil@, todos estamos en el mismo barco.

Abandonamos oportunidades porque la mente se va a nuestro pasado mentalmente, y encontramos algún motivo para pensar que no nos merecemos esa oportunidad o que no va a salir bien. Cuanto más nos conozcamos, mejor sabremos cómo terminar con esos pensamientos o, al menos, cómo gestionarlos. Por eso nos encanta aprender y practicar cómo hacerlo a través de las conferencias que organizamos. Entre todos nuestros ponentes, conseguimos comprender mejor todo esto y saber que la vida nos pone a prueba muchas veces y con ello también nos está dando la oportunidad de superarnos.

Tienes que estar dispuesto y atreverte a fracasar.

Por eso, ese sueño, eso que deseas cambiar o lograr, debe ser lo suficientemente importante e ilusionante.
El miedo al fracaso provoca el fracaso, pero cuando estamos dispuestos a pesar de él, entonces estamos preparados para triunfar, porque es ahí donde el saboteador se pone a llorar y ha perdido todo su poder.

No nos definen los resultados, sino nuestras acciones, nuestra dignidad, nuestro comportamiento, nuestro coraje, nuestra forma de enfrentarnos al destino a pesar de los miedos.

Como dice @javieririondo en ocasiones vivimos un bloqueo emocional, que es una especie de muro psicológico que, sin darnos cuenta nos imponemos. Esto nos impide expresar nuestras emociones de una forma sana y nos impide avanzar. Y eso termina afectando a nuestro estado de ánimo.

Este bloqueo muchas veces actúa como un mecanismo de defensa que intenta protegernos de miedos como: sentirnos fracasados, no ser suficientes, que nos rechacen… se alimenta de inseguridades en algún ámbito de nuestra vida. Y lo único que conseguimos cuando reprimimos esas emociones, es esconder una parte de nosotros, y esto puede ser muy dañino.

¿Qué es lo que nos conecta realmente a todos? Atrevernos de una vez a ser sinceros, honestos, y cuando nos mostrarnos tal y como somos, y no como queremos que nos vean.

Si de algo tiene sed el ser humano es de sentirse comprendido. Porque la incomprensión es absolutamente dolorosa.

El ser humano ha conquistado cimas, pero no ha logrado conquistar su cabecita. Y vamos a estar con ella siempre, luego mejor que sea nuestra amiga, que tengamos una buena relación con ella en lugar de que sea nuestra peor enemiga.

“Los bloqueos emocionales se alimentan de los miedos y de las expectativas negativas; de pensamientos pesimistas y destructivos que anticipan imaginariamente una consecuencia nefasta”.

Los problemas son lecciones siempre que haya una reflexión detrás.


No es cuestión de celebrar los problemas que nos lleguen en la vida, pero tampoco evitarlos. Cuando huyes de un problema o de un miedo, éstos al final te persiguen. Al final lo que realmente va a marcar la diferencia es cómo te comportes ante ellos, porque la vida en algún momento te los pondrá delante.

Como dice en sus conferencias @alexrovira, donde algunos ven oportunidades y aprendizajes, otros sólo ven problemas y obstáculos.

La confianza se expande conforme a cuántos miedos y problemas te enfrentas. Y por supuesto que cada vez que aparece un miedo, tienes una oportunidad de superarlo.

Todos queremos lograr cosas en la vida, tenemos objetivos, sueños. Y el primero que tenemos que conquistar es el mundo interior, porque es lo que hace que podamos conquistar el de fuera.

¿Cuáles son tus mayores miedos?


Te lanzamos algunos ejemplos: la soledad, el abandono, la enfermedad, el fracaso, el no ser suficientemente bueno… ¿te suenan algunos?

El miedo va a estar siempre ahí. Cada uno tiene que buscar su razón para pasar a la acción en vez de huir. Es entonces cuando te conquistas a ti mismo.

¿Qué nos ayuda? Tener más confianza en nosotros, expresarnos con más seguridad y naturalidad. Una autoestima más fuerte y sana que destruya los bloqueos emocionales. Buscar tus referentes y ser agradecido. Tener más presente los pensamientos positivos y transformar los mensajes negativos en una visión más optimista.

“Por eso es importante tomar control, darnos cuenta de dónde vamos mentalmente para frenar esos pensamientos negativos que nos hacen sufrir innecesariamente”.

Mira hacia dentro, realiza un desarrollo personal y conócete mejor para adquirir una mayor independencia emocional (así no te afectarán ni limitarán tanto las opiniones de los demás).

Decide ser protagonista, no estar esperando a que la vida te de lo que te mereces, HAZ, lucha por tus sueños. Y decide cual es el pensamiento o la emoción que tú quieres alimentar.

Nuestra felicidad depende de nosotros, no de los demás. Eso si es libertad interior.

Tengamos la vida que nosotros estamos decididos a tener. Esto ocurre cuando nos damos cuenta del potencial que tenemos.